• En un post anterior estuvimos describiendo como el café puede hacer que nuestra vida esté dentro de unos límites más saludables ya que nos ayuda a evitar ciertas enfermedades o al menos a estar alejados de ellas.

    En este post queremos hablar de nuestros limites tomando café, nuestro máximo para que sepamos que el café en nuestro consumo diario es salud.

Las desventajas de tomar un mal café son muchas, en España, esas desventajas se ven añadidas a café torrefacto que muchas personas creen que es el café de verdad. La palabra “natural” que se añade en los paquetes el consumidor no distingue y no sabe porque se usa, eso es importante que lo sepamos. Saber que natural es una palabra clave para comenzar a tomar un café de calidad. Ser natural se puede contraponer a artificial, y el consumidor puede pensar…”natural claro, cómo va a aser, artificial…”. Torrefacto suena a tueste, suena a natural. Sin embargo, no es así, torrefacto es azúcar añadido y quemado para que se adhiera a los granos de café y se muele junto, y se mezcle cuando lo hacemos. El resultado, un café falsamente negro y con sabor amargo que nada tiene que ver con el sabor, incluso dulce en ocasiones, que tiene el café natural.
La mala calidad del café tiene añadido otro problema, tiene impurezas que nada aportan a su sabor. Nos pueden acarrear dolores de cabeza, temblores, mal estar, dolor de estómago. Cafés de desecho, o florecido, o… y después secado, nos puede acarrear problemas de salud a corto plazo. Sin embargo, si tomamos un café de calidad, todo esto desaparece.
¿Cómo podemos saber que el café es de calidad? En la trazabilidad, todo tostador sabe de que finca viene su saco de café en verde, esa es la grandeza de tener un café-marca- de garantía. Ella garantiza que el café viene de una finca en concreto. Por eso cuando se vende café orgánico y natural, se está vendiendo realmente calidad real, cuando se vende café sostenible se está vendiendo café que ayuda al agricultor.
Vamos a relatar algo que pocas veces se dice, ¿Cuándo te puede matar el Café? Pues si la ingesta es de 80 o 100 tazas de 180 ml, osea unos 23 litros, o lo que es lo mismo con 10-13 gramos de cafeína nos podemos ir de este mundo, es la dósis letal. Claro antes de ello, vomitaríamos, incluso si bebemos más de 4 litros de agua podemos morir. Pero si que se puede tomar 10 gramos de cafeína, extraída y tomada. Un sobre de azúcar son 16 gramos…es poco y se disuelve con facilidad.
Cuatro tazas (180 ml) de café, podemos considerar que es la cantidad adecuada, 400 miligramos de cafeína de un café natural, si es arábiga menos, si es robusta estaremos en esas cifras. Si tenemos problemas con la cafeína, tensión o sensibles a ella, deberemos cuidarnos y tomar arábigas y ristrettos ya que es la forma de disfrutar del café de forma inmejorable.
Si estás esperando un niño, busca un arábiga, una taza al día o incluso descafeinado por agua o por CO2 y seguro que todo va bien. Pero eso quien mejor lo debe aconsejar es tu médico.
Ahora, viene algo que te va a sorprender…pero que es cierto. El azúcar protege y ayuda a que tengamos menos propensión a la diabetes tipo II, si nos ayuda a tener el azúcar controlado pero por contra, tiene un problema, nos aumenta el colesterol si somos sensibles, o nuestros niveles de colesterol son altos. ¿Cómo podemos evitarlo? Tomando café filtro es bueno que nos lo creamos, porque es cierto. El café filtro, reduce nuestras probabilidades de tener diabetes tipo II y nos cuida de nuestro colesterol. El filtro atrapa el LDL, cafestol y el kahweol están en el resto de formas de tomar el café ( café turco, cafetera francesa, italiana, café hervido o café sifón). Esto es importante ya que nos cuida la salud.Todo lo anterior, sólo para los que tienen problemas con su colesterol, alto o muy alto.
Ahora, bien, no nos quitemos tan rápido el resto de nuestro café espresso ya que tanto el cafestol y el Kahweol tienen, según estudios preliminares, efectos muy positivos anticáncer y es beneficioso para el hígado.
En los niños prohibido y sólo cuando están formados internamente, sobre los 16 o más, el consumo del café puede ser aprobado.


Resumiendo no debes tomar café o tomar descafeinado si tienes colesterol alto, si es un niño, si estás embarazada, o tienes tensión alta. Si estás fuera de esos grupos de 1 a 6 tazas de café al día puede ser tu medida, y te ayudará a estar mejor, incluso más protegido en tu salud, con menos “probabilidades” de contraer enfermedades relatadas en este post.

QUE PUEDAN DISFRUTAR, NOSOTROS CON NUESTROS CONSEJOS SOBRE CAFÉ SÓLO PRETENDEMOS AYUDAR. CAFÉS AYS – CAFÉS A&S.