El café es un producto orgánico, cultivado por agricultores de países muy diferentes. Todos estos países están unidos por el mismo factor, el clima. Curiosamente su situación geográfica coincide con países en vías de desarrollo, ese desarrollo económico es el que aporta en una buena medida el propio café. El café es un input de la economía de esos países que lo cultivan. El consumidor cuando consume café está en linea directa con la economía de esos países.

Escucha “Café y economía social” en Spreaker.