El café está cargado de hidratos de carbono, el 50% de materia seca está formada por estas sustancias. Los cafés arábicas son más ricos en azúcares que los robustas, casi el doble. Y dentro de las especies arábicas, las espies más finas y delicadas son más ricas en sabores azucarados.

Escucha “Azúcar en el café” en Spreaker.